„Heteronomous male“ : matizes de belleza y extrañamiento

„Heteronomous male“ : matizes de belleza y extrañamiento

En el espacio se encuentran solamente una mesa y una silla, al fondo se percibe un hombre en silla de ruedas conducido por una joven mujer hacia el centro. Pasados pocos minutos, él se suelta, cae al suelo, las piernas se mueven lentamente hacia la derecha y la isquierda hasta que los pies alcancen el suelo. Así se inicia Heteronomous male, solo de danza concebido por el coreógrafo vienés Michael Turinsky.
De rodillas y los brazos  en constantes movimientos giratorios, su cuerpo asume una línea de gestos precisos, pero no rigurosos, que se repiten hasta que alcance la mesa. En ella, habla sobre los límites del cuerpo y de la forma, potencial criativo y delimitaciones físicas.

De vuelta al suelo, acompañado por la composición musical de Ben Frost, la coreografia adquiere una dinámica de mayor velocidad produciendo movimientos que varian entre la contención del gesto y la libre expresión de este, como se quisiera improvisar. El cuerpo llena todo el espacio : brazos, manos, cuello y cabeza tiemblan vertiginosamente mientras él, arrodillado, anda, cae y tropieza; luego vuelve a erguirse, anda, cae y se sienta; nuevamente se pone a andar, los brazos entrecruzados, tropeza, vuelve a erguirse y así repetidamente sigue él, impreciso, asimétrico y arrítmico hasta alcanzar la silla de ruedas, sentarse y volver a la posición con la cual ha iniciado la coreografía.
Su presencia adquiere matizes de belleza y extrañamiento con tonos de espanto y sorprisa que podrían trasladar uno al insólito universo de May B, creación de la coreógrafa francesa Maguy Marin.

A lo largo de 30 minutos el coreógrafo expone con su narativa visual un discurso que sugiere cuestionar   paradigmas que envuelven minusvalidez física, coreografia  y sociedad. No sería demasiado intuir que la elección del titulo heteronomous male provoque una asociación ambigua que polemiza y provoca, sin para tanto hacerse uso de inflamados discursos políticos. Con euforia, lo aplaude el público.

1 Kommentar

  1. Jens Śtohlmann · 9. November 2015

    Das war ein so gigantisches Stück ein stück was ein begeistert hat